Comentari de Cristina Serra

Comentari de Cristina Serra

Com vam comentar a la prèvia actualització, la nostra amiga Nuria Lago, juntament amb la seva filla Cristina Serra, varen visitar fa unes setmanes el sud del Senegal. A la prèvia actualització vam publicar un comentari de Nuria Lago sobre la seva experiència en el seu viatge. Ara publiquem el de la seva filla, Cristina Serra. Aprofitem per donar les gràcies a les dues per voler compartir la seva experiència amb nosaltres i us animem a tots a fer-ho!

“En este viaje por el sur de Senegal de dos semanas, mi madre Nuria y yo visitamos un área geográfica relativamente reducida… porque queríamos paladear sosegadamente los lugares y sus gentes. Con tiempo para ver pero también de hablar y compartir. Djembering y el colegio eran el leit motiv del viaje, aunque solo fuéramos a quedarnos dos días. Visitamos también otra media docena de lugares y pueblos. Fue maravilloso todo lo que vimos, comimos y bebimos (bueno, casi todo… solo recomiendo el vino de palma a los más valientes).

Además de lo obvio, quería explicaros algo que para mí fue sorprendente, maravilloso y entrañable. Y fue encontrar a varios jóvenes en diferentes pueblos que conocían el colegio de Djembering. ¡Muchos habían estudiado allí de pequeños! Realmente el colegio es importante para la comunidad. Lo ves en los ojos de los chicos y chicas cuando te hablan del colegio. ¡Viven como una gran suerte y un gran orgullo haber podido estudiar! No como aquí, donde nos quejamos de la obligación que supone. Allá es un privilegio. Pero no solo eso, es el cariño con el que hablan de sus años de estudiante. Realmente el pequeño esfuerzo que hacemos desde aquí es importante y útil allá.
El día que visitamos las instalaciones del colegio, nos encontramos a Michel, un camarero de un hotelito de otro pueblo, en la isla de Edijh, que había ido solo de visita. Había que ver el cariño con que se saludaba con la Directora. ¡Ay! es emocionante…
Yo que he vivido en Republica Dominicana, y al principio pensaba que el único lugar limpio y ordenado de la capital eran las gasolineras de BP… valoro lo que es tener un lugar para estudiar limpio, seco y seguro… sobre todo cuando llueve a lo bonzo, los libros se enmohecen y el hogar es una casita oscura y maltrecha.
Así que, a todos vosotros, ¡felicidades por el trabajo!
¡Ah! y en la maternidad vimos a un recién nacido con 6 horas de vida… ¿Dónde irá a estudiar… ?”

Cristina Serra

Gràcies, Nuria i Cristina!

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà.